VERDURAS DE HOJA

La rúcula, un cultivo fácil y con mucho sabor

La rúcula (Eruca sativa Mill.) es conocida desde la antigüedad por sus múltiples propiedades curativas y estimulantes: depurativas, diuréticas, afrodisíacas  y tonificantes. Se destaca de otros vegetales de hoja por su mayor contenido de fibras, hierro y Vitamina C. Las hojas tienen un sabor entre picante y amargo que se consumen crudas en ensaladas, en la decoración de platos y también cocidas. Las flores son muy vistosas en forma de cruz con pétalos blancos con algunas estrías verdes o violáceas, y son de excelente sabor. Se utilizan para decoración o aderezos. Las hojas más viejas son más picantes y pueden incluirse en salsas, sopas y como aderezo de pizzas. Es un cultivo difundido en muchos países del mundo (además de los países europeos del mediterráneo, India, Egipto y Estados Unidos). En Argentina su consumo ha crecido mucho en los últimos diez años, reemplazando en gran parte a la radicheta.

El cultivo

Es un planta anual, erecta, las hojas son enteras y levemente carnosas y poco pubescentes. La planta cuenta con 5 a 7 hojas, de tamaño variable según las épocas del año, pero puede llegar a 25 cm de largo o más. Como el órgano de consumo es la hoja sin flor, la aparición de las flores hay que evitarla. Se cultiva al aire libre o con protección, resiste bien el frío aunque toma a veces una coloración rojiza. En la primavera con días largos y altas temperaturas, florece, y esto perjudica la calidad.

Semillas e iniciación

El cultivo se inicia de semilla, que es de origen nacional e importado, sin diferenciación de cultivares (“rúcula cultivada”). Se puede hacer semilla propia fácilmente (en la primavera y verano), dejando secar el fruto en galpón, ya que si no se abre y la semilla cae al suelo. La germinación es rápida y sin problemas en cualquier época del año, con temperaturas óptimas de 25º C a 27° C. Se disponen en hileras continuas de semillas sobre el surco, con distinta disposición según se trate de cultivos en invernadero o al aire libre. Se prefieren altas densidades, una buena cantidad de plantas por metro lineal pueden ser 200. En invernadero, se disponen en doble hilera separadas sobre el surco, o a nivel del suelo en hileras con unos 20 cm de separación.

Ciclo del cultivo

El ciclo es muy corto, de 20 a 60 días, y la cosecha se realiza con raíz o por cortes sobre la base del tallo, sobre hojas de 10 a 15 cm. Tiene muy buena capacidad de rebrote, y se pueden realizar de 4 a 5 cortes con intervalos de 10 a 20 días.

Cuidados del cultivo

Como es de tan rápido crecimiento no requiere ninguna labor extra más que el riego. Casi no requiere ninguna limpieza del terreno, aunque si hubiera plantas espontáneas, deben extraerse ya que la hoja es muy pequeña y sufre alteraciones de coloración si sufre competencias.

Cosecha y rendimiento

La cosecha puede ser  por extracción de la planta con raíz o por cortes al ras del suelo (tiene relativamente buena capacidad de rebrote). Se cosecha cuando la hoja es aún joven. En Argentina se prefiere la hoja pequeña (no más de 12 cm de largo), fresca y turgente.

El rendimiento es de 750 g a 2,8 kg metro cuadrado, que puede variar según la época del año, el número de cortes, tamaño de hoja a cosecha, la variedad y la densidad de plantas.

Por Mariana del Pino de MAPO, exclusivo para Sabe la Tierra (*)

Fuente: Contacto Rural, Edición UNLP.

(*) El MAPO, Movimiento Argentino para la Producción Orgánica, se creó en 1995 y es la Organización No Gubernamental orgánica más importante de la República Argentina, registrada como Sociedad Civil sin Fines de Lucro. Reúne en su seno a todas las entidades, personas, empresas u ONGs, que se relacionan de algún modo con la producción orgánica, o establece contactos y acuerdos con las pequeñas organizaciones afines del interior. Son sus asociados productores, certificadores, investigadores, científicos, técnicos, educadores, empresarios y comercializadores orgánicos. Los objetivos fundamentales del MAPO son: a) Promover la producción orgánica, b) Difundir y demostrar a la comunidad los beneficios del sistema de producción y de la alimentación orgánica, c) Asegurar la calidad y la transparencia de los Mercados orgánicos y d) Expresarse en defensa del Movimiento Orgánico y sus integrantes.
Deja tu Comentario

Déjanos tu comentario