AROMÁTICAS Y MEDICINALES

10 errores comunes en el cultivo de aromáticas

aromaticas errores

El cultivo de nuestro propio jardín de hierbas aromáticas nos dará enormes satisfacciones, sobre todo si lo comparamos con el esfuerzo y la inversión que requiere. Pocos cultivos hay tan fáciles y agradables, no necesitamos siquiera jardín ya que podemos cultivar hierbas aromáticas en cualquier rincón luminoso de la casa. Una jardinera o unas pocas macetas y tendremos suficiente aporte para animar y alegrar nuestros platos con un buen surtido de aromáticas.

Pero los jardineros noveles suelen cometer algunos errores, muy fáciles de subsanar por otra parte, que les suelen conducir al fracaso y al desánimo. Vamos a ver a continuación los diez errores más comunes en este tipo de cultivo.

1.- Cultivo desde semillas.

Un error muy común es querer cultivar nuestro primer jardín de aromáticas comprando unos sobres de semillas. Cada sobre incluye muchísimas semillas, demasiadas para nuestras necesidades y requieren unos conocimientos que normalmente no tenemos. Sale más a cuenta comprar las plántulas en el vivero y asegurarnos así el éxito de partida.

2.- Mala elección de las especies a cultivar.

La primera hierba aromática que debemos cultivar es la albahaca ya que con ella vamos a aprender nuestras primeras armas en este tema. Es una planta que crece rápidamente y es fácil de cultivar. Además es una planta muy sensible a la falta de agua, enseguida se mustia, con lo que nos acostumbraremos a regar regularmente. Cuando tengamos nuestro jardín de aromáticas, la albahaca será un buen indicador de la falta de riego.

3.- Regar las aromáticas como si fueran plantas de interior.

La localización no implica que las plantas tengan las mismas necesidades. Las plantas de interior suelen requerir poco riego, una vez a la semana como mucho, en cambio las aromáticas nos exigirán que estemos más pendientes y las reguemos con mayor asiduidad.

4.- No recortar a tiempo. 

Es un error muy lógico, tenemos nuestra albahaca tan bonita y quién iba a pensar que lo que tenemos que hacer es realizar un corte agresivo para que la planta brote por los lados. Cuando sobrepase los 7.5 o 10 cm debemos realizar esta poda para facilitar el desarrollo del follaje de la planta que es al fin y al cabo lo que nos interesa.

5.- Cortar las hojas de la parte inferior.

Estas hojas no debemos ni tocarlas, son las que dan alimento a la planta y la hacen sana y fuerte. Cortaremos para el uso que precisemos siempre las hojas tiernas de la parte superior de la planta.

aromaticas especies

6.- Dejar que las plantas florezcan.

Necesitamos hojas y no flores. Además las plantas cuando florecen dejan de producir follaje que como ya he dicho es lo deseamos y necesitamos.

7.- Usar sustrato sin nutrientes.

Las hierbas aromáticas necesitan un rico soporte para desarrollarse correctamente. No pensemos que como son pequeñas y no deben fructificar pues no necesitan alimento. Posos de café, compost o abono orgánico son los fertilizantes que debemos usar.

8.- Limitarse en exceso.

Una vez tengamos un poco de experiencia con la albahca no debemos quedarnos estancados. Hay que progresar e ir cultivando nuevas especies así nuestra recién descubierta pasión ser verá alimentada con el reto de cultivar nuestras especies de aromáticas. Tras la albahaca hemos de ampliar horizontes con el orégano, el romero, la menta y el tomillo.

9.- No leer las etiquetas.

Tener en cuenta que algunas especies que conocemos con su nombre genérico como la menta tienen unas cuantas variedades y no son todas iguales ni tienen las mismas necesidades. Lo mismo ocurre con el orégano que tenemos la variedad mediterránea, más clásica, y la mexicana que va estupenda con los platos de picante.

10.- No controlar el crecimiento de algunas plantas cultivadas en el suelo.

Si cultivamos en el suelo puede que algunas de estas hierbas aromáticas se conviertan, si no ponemos remedio, en plantas invasoras que pueden apoderarse de un buen pedazo de jardín. Debemos informarnos bien al respecto y limitar el crecimiento de las especies invasoras cultivándolas en maceta y después enterrando ésta en el suelo.

Fuente

Deja tu Comentario

Déjanos tu comentario

/* ]]> */