LA TIERRA

Abono verde de alfalfa y sus beneficios para la huerta

La alfalfa es una planta de la familia de las legumbres (que también incluye al trébol, guisantes, alubias, etc.), y como tal tiene una relación especial con la bacteria que vive en sus raíces. La relación es simbiótica, lo que significa que ambas, planta y bacteria se benefician de ello. La bacteria toma nitrógeno del aire ( también conocido como fijación), haciéndolo disponible para la planta y a cambio, la planta proporciona un hábitat seguro para la bacteria mientras también la alimenta con azúcares y otros productos de la fotosíntesis. A la vez que forman esta relación especial, la alfalfa tiene raíces especialmente largas, alcanzando profundidades de 6-9 metros, siendo por tanto capaz de alcanzar nutrientes del subsuelo. La alfalfa también tiene altos niveles de una hormona llamada triacontanol de la cual se piensa que contribuye al crecimiento de la planta.

Se puede usar la alfalfa en la huerta de varias formas:

1. para fertilizar el suelo y mejorar su estructura antes de plantar otras plantas. Ya que la alfalfa es una planta perenne (lo que significa que puede durar varios años), lo mejor es plantarla en un lugar durante 4 o 5 anos antes de plantar otras plantas. Esto le da la oportunidad de sacar muchos nutrientes de capas mas profundas del suelo y los deja al alcance de los siguientes cultivos. Al usar esta técnica, hay que cortar la alfalfa y dejarla en el suelo para que se descomponga para que deje los nutrientes en el suelo unas 5 veces al año. Brotará rápidamente de su amplio sistema de raíces.

2. a modo de mantillo vivo bajo arboles frutales. Este método es básicamente el mismo que el señalado anteriormente, excepto que en vez de sembrar plantas después estas fertilizando el suelo constantemente bajo los arboles.

3. como mantillo para hortalizas. Para este método en vez de cortar la alfalfa y dejarla en el mismo lugar usas las plantas cortadas como mantillo para otras plantas. La alfalfa es mucho mejor mantillo que la paja porque los nutrientes que contiene alimentara a otras plantas mientras se descompone.

4. como fertilizante líquido – “infusión de alfalfa”. Se puede fertilizar la alfalfa en agua durante unos días para que libere nutrientes y la hormona triacontanol y entonces usar para fertilizar a otras plantas a través de la absorción por las raíces o directamente a través de sus hojas.

…y aquí como lo hacemos…

1. preparación de lechos para plantar. Estamos usando lechos profundos para poder darle mucha agua de una vez. Es importante que el suelo tenga una textura fina para ayudar a la germinación.

2. plantado de semillas, con 2-3g por metro cuadrado.

3. mezclar suavemente con el rastrillo para que queden a un máximo de 3cm de profundidad.

4. regar abundantemente y no volver a regar hasta que las semillas hallan germinado.

5. cubrir con mantillo para evitar que el suelo se seque antes de que halla germinado.

Fuente

Deja tu Comentario

Déjanos tu comentario

/* ]]> */