AROMÁTICAS Y MEDICINALES

Cómo construir una espiral de hierbas aromáticas

La espiral de cultivo es una técnica desarrollada por la permacultura, un sistema ecológico de cultivo agrícola que trata de imitar el comportamiento de la Naturaleza.

Siguiendo esta guía vamos a ver cómo crear un jardín de hierbas aromáticas en espiral. Para este tipo de plantas es muy práctico el cultivo en espiral pues aunque las agrupemos bajo una misma etiqueta, hierbas aromáticas, en realidad se trata de plantas con características muy diferentes y necesidades en ocasiones contrapuestas.

Hay hierbas aromáticas que necesitan mucho sol y poca agua y otras al contrario, y entre ambos extremos hay una completa gradación de necesidades.

Necesitamos básicamente:

  • piedras o bloques de cemento
  • piedras pequeñas
  • sustrato
  • geotextil o cartones
  • compost o estiércol curado
  • gravilla o cualquier revestimiento similar
  • hierbas aromáticas
  • pala, rastrillo, un palo, cinta métrica, carretilla…

Debemos elegir bien el emplazamiento de nuestro jardín espiral, un lugar que nos garantice un mínimo de 5 horas de sol directo al día, aunque depende también de dónde vivamos, en un lugar muy cálido irá bien que reciba sombra en las horas centrales del día.

 

Aquí pueden observar un plan de cultivo de hierbas aromáticas mediterráneas. Siguiendo la numeración de menor a mayor vemos arriba el tomillo y el orégano junto a la lavanda (1,2 y 3). Son las plantas que precisan más sol y menos agua. A continuación tenemos el cebollino, la milenrama, la melisa y la salvia (4, 5,6 y 7). Estas plantas precisan más humedad y diferentes grados de luminosidad. Por último tenemos el estragón y la menta (8 y 9) que son las plantas que precisan mayor humedad y menos sol.

La Huerta de Antonia

Fuente

Deja tu Comentario

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

/* ]]> */