CULTIVOS LAS LILIÁCEAS

Puerro, el infaltable en la sopa

El puerro es una planta de la familia de las liliáceas, como el ajo o la cebolla; son fáciles de cultivar y poco exigentes. No ocupan mucho espacio y se pueden recolectar durante un largo periodo de tiempo.

La parte comestible de la planta es el tallo blanco, que dará un delicioso sabor y aroma a sopas y guisos.

Requisitos:

Clima: se adapta bien a la mayoría de las condiciones climáticas, siendo bastante resistente al frío. Aun así, le convienen zonas con climas templados y suaves, con una buena humedad. Si nos encontramos en una zona de mucho calor, le buscaremos una zona sombreada.

Riego: si hemos plantado el puerro en una zona del norte, con un clima húmedo, no nos preocuparemos por el riego; pero si los plantamos en un lugar con un clima más cálido y seco, procuraremos que no les falte humedad, incluso convendría que le colocáramos un acolchado orgánico para retener mejor esa humedad.

Nutrientes: el puerro no tolera el compost o el estiércol fresco, por lo que es conveniente realizar un abonado con materia orgánica bien descompuesta.

Sustrato: le conviene una tierra bien cavada, rica en humus y muy suelta. No se desarrolla bien en tierras pesadas y compactas, y hay que vigilar que no le falte humedad en los meses secos y calurosos.

Cómo cultivarlo:

La siembra del puerro se realiza preferentemente en agosto y de enero a marzo (hemisferio sur). Se realiza la siembra en semillero, a una profundidad de 1-2cm, manteniéndolo húmedo. Cuando la planta alcanza unos 15-20cm; se realiza el trasplante con un marco de plantación de 6-10×25-35cm, y lo haremos a una profundidad de unos 5 cm.

Los puerros se suelen recalzar con tierra para su blanqueado, aunque no es necesario.

Asociaciones favorables:

Con la planta que mejor se asocia es con la zanahoria, aunque también lo hace con apios, freseras o tomates. No convive bien con judías, guisantes, coles, lechugas, rábanos y remolachas.

En cuanto a las rotaciones, como se trata de una planta de ciclo largo y algo exigente, respetaremos rotaciones de 3 o 4 años antes de volverlos a sembrar o trasplantar en el mismo lugar.

Plagas y enfermedades:

Gusano del puerro: se trata de una mariposa grisácea con manchas blancas que pone huevos sobre las hojas y sobre la tierra. Producen un amarilleamiento de las hojas jóvenes, hasta que terminan pudriéndose. Suele atacar en pleno verano. Las zanahorias y el apio repelen a las mariposas de los gusanos del puerro, mientras que los puerros repelen la mosca de la zanahoria. Además, podremos realizar controles manuales para su eliminación.

Recolección:

Se recolectan tras 5 o 6 meses de la siembra. Se realizará cuando sean suficientemente grandes y de forma que escalonemos la cosecha.

Por Celia Gosálbez

Fuente

Deja tu Comentario

Déjanos tu comentario

/* ]]> */