CULTIVOS LAS CRUCÍFERAS

Cultivando Repollo

repollo

Repollo, Brassica oleracea subvar. Capitata:

Variedades: blanco, crespo, colorado, corazón de buey, de Brunswick.

Características: planta perenne cultivada como anual, tallo corto y raíz pivotante, profunda y gruesa. Las hojas son de colores variados: verde oscuro, claro, púrpura que se envuelven formando una cabeza compacta y de diferentes formas. Su ciclo es de 90-120 a 215 días según la variedad.

Propagación: por semillas en almácigo. Se siembran en las cuatro estaciones según las variedades. Los plantines se transplantan cuando tienen entre 8 y 15cm (o seis hojitas) a una distancia de 25 a 30cm.

Manejo: se cosecha una vez que la cabeza se haya formado, aproximadamente entre 65 y 95 días desde la siembra, cortando justo por debajo de la cabeza ya que en algunos casos se forman algunas cabezuelas laterales.

Propiedades nutricionales del repollo

Desde un punto de vista nutricional, los repollos destacan desde un primer momento por su alto contenido en agua, baja presencia en grasas y por tanto también en calorías.

Aportan interesantes cantidades de provitamina A, la cual se transforma en vitamina A, un nutriente esencial fundamental para nuestra visión, aunque debemos tener en cuenta que la mayor parte de esta vitamina se pierde durante el proceso de cocción.

También destaca por la presencia en vitamina C, que ejerce una interesantísima acción antioxidante, interviniendo en la formación de los dientes, huesos, glóbulos rojos y mejorar las defensas frente a las infecciones (conoce más sobre consejos para aumentar las defensas).

Respecto a los diferentes minerales que aporta el repollo, debemos mencionar su contenido en potasio (necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, así como para la actividad muscular) y magnesio (mejora la inmunidad y posee un efecto laxante suave).

Beneficios del repollo

El repollo destaca por su bajo contenido graso y por tanto calórico, de manera que se convierte en una hortaliza ideal no solo en dietas sanas y equilibradas, sino también para todas aquellas personas que deben seguir una dieta baja en grasas con el objetivo de adelgazar y perder peso.

Por su contenido en fibra su consumo regular ayuda a mejorar el tránsito intestinal, previniendo el estreñimiento. Además, por su contenido en agua y potasio aportan beneficios diuréticos y depurativos, ayudando no solo en caso de retención de líquidos, sino a la hora de eliminar las toxinas que se acumulan en nuestro organismo.repollo

Gracias a la presencia en provitamina A es una hortaliza beneficiosa para la salud de la visión, mientras que la vitamina C ayuda a mejorar la resistencia de nuestro organismo a las infecciones.

Además, por su contenido en folatos su consumo está recomendado en la dieta de mujeres embarazadas, ya que se trata de un nutriente esencial para el correcto desarrollo del tubo neural del feto.

Deja tu Comentario

Déjanos tu comentario

/* ]]> */