CULTIVOS FRUTOS DE LA HUERTA

Cómo cultivar aguacate (palta, avocado ) en tu casa

El aguacate es un fruto maravilloso que podemos encontrar casi todo el año en el mercado. Este fruto originario de México y Centroamérica es muy reconocido por su sabor y nutrición. Los beneficios y características que aporta el aguacate van más allá de su delicioso sabor. Contiene vitamina E que ayuda a retrasar el envejecimiento, vitamina A, C, D, B y K, Omega 3, ácido fólico, potasio (más del doble que el plátano) y fibra.

Existen más de 80 variedades de aguacate pero la más común es la variedad Hass. La próxima vez que comas un aguacate, guarda la semilla y podrás plantar tu propio árbol. Realmente es muy fácil!

Iniciando una nueva planta

Para comenzar tu árbol debes conseguir una semilla de aguacate, es importante que la semilla no esté dañada o quebrada. Lava la semilla para eliminar restos del fruto sin quitar la capa color café que cubre la semilla.

Debemos localizar cuál es la parte superior (donde crecerá el brote) e inferior (donde crecerá la raíz). Muchas semillas son casi esféricas, así que debemos poner mucha atención. La parte puntiaguda es la parte superior y el extremo plano es el fondo, por lo que la parte plana es la que debe de ir sumergida en el agua.

Ya que sabemos cuál es la parte inferior de nuestra semilla, tomaremos 3 o 4 palillos de dientes. Perforaremos nuestra semilla con los palillos uniformemente distribuidos. Los palillos sostendrán nuestra semilla para que la mitad inferior pueda tocar el agua, por lo que deben estar bien encajados para que no caiga, para un buen soporte. Se recomienda hacer un ángulo hacia abajo para que haya una mayor superficie de la semilla en el agua. Finalmente colocaremos nuestra semilla en un vaso o recipiente con agua fresca.

Nuestra semilla debe de estar en un espacio luminoso o donde le dé el sol suave. Es bueno utilizar un recipiente transparente para poder observar fácilmente cuando las pequeñas raíces comiencen a germinar. También debemos de cambiar el agua por lo menos una o dos veces a la semana para mantener nuestra semilla sana. Al cambiar el agua estamos evitando que se formen moho, bacterias, hongos o alguna enfermedad que pudiera afectar a nuestra semilla.

En unas 8 semanas, dependiendo de las condiciones del clima y variedad de nuestro aguacate, comenzará a germinar. Vas a observar que la parte superior de la semilla se secará y romperá, y comenzará a desprenderse la capa exterior. Después podrás observar que la pequeña raíz principal emergerá de la parte inferior de la semilla, al cabo del tiempo se ramificará y crecerá más. Es importante que nuestra raíz siempre esté en contacto con el agua, ya que podría morir sino está sumergida. Mientras la raíz va creciendo, comenzará a crecer el brote en la parte superior.


Manejo

Debemos esperar a que nuestra planta mida aproximadamente 15cm y cortaremos el tallo a unos 7cm, esto ayudará a estimular el crecimiento de nuestra planta. Cuando llegue de nuevo a unos 15-18cm es momento de trasplantar. Prepararemos una maceta de 20-25cm de diámetro con tierra preparada y compost, quitaremos los palillos y pondremos la plántula en la maceta. Es importante dejar descubierta la mitad superior de la semilla. Coloque la maceta en un lugar soleado pero a resguardo (invernadero, galería, cerca de una ventana). Recuerda, los aguacates aman el sol.

El suelo debe estar siempre húmedo pero no saturado. Podemos observar un exceso de humedad cuando las hojas comienzan a ponerse amarillas, si esto sucede, deja que la planta se seque durante unos días.

Cuando nuestra planta alcanza los 25cm de alto, debemos podar los dos primeros pares de hojas, esto fomentará que la planta dé brotes laterales y más hojas. Debemos repetir este paso cada vez que la planta crezca entre 10-15cm. Así iremos formando un árbol frondoso.

Algunas características del aguacate

El aguacate es una planta de climas cálidos y durante el inverno debemos protegerlo si las temperaturas descienden debajo de 7°C. Puedes llevar la maceta a un invernadero, patio cubierto, galería, etc.

El aguacate es una planta que tarda años en crecer y dar fruto, puede comenzar desde los 3 ó 4 años o tardar hasta 15 años y quizá, nunca lo haga. Es bueno contar con varias plantas de aguacate y fomentar la polinización. Sin embargo, no esperes que los frutos sean iguales a los que sembraste. Los aguacates comerciales se cultivan a partir de ramas injertadas para controlar la calidad de la fruta, el aguacate que cosecharás puede ser muy diferente al original.

Cuando nuestro fruto comienza a crecer, tendrá primero un color verde e irá cambiando de color hasta ser color negro. Para saber el punto de cosecha, debemos tocar el aguacate y debe sentirse un poco blando pero firme. Podemos cortar nuestros frutos antes de que maduren completamente para poder almacenarlos. Otra manera de saber si nuestro aguacate está maduro es observando la mancha seca en el extremo del tallo. Si su color es verde, el aguacate está perfectamente maduro. Si el color es café, el fruto se ha pasado de maduro.

Si te animas, compártenos una receta!

Fuente

Deja tu Comentario

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

/* ]]> */