PLAGAS PLANTAS SANAS

Estos plaguicidas naturales pueden ayudarte en la huerta

plagas, plaguicidas, ácaros, hormigas, langostas, ajo, tabaco, paraíso

El control de plagas y enfermedades en huertas y jardines se realiza, entre otros métodos naturales, mediante la utilización de preparados caseros como plaguicidas naturales en los que se utilizan plantas o partes de ellas.

A estos preparados se los denomina remedios ecológicos, debido a que no dañan el medio ambiente por ser naturales y por reemplazar a los peligrosos plaguicidas.

Para controlar las hormigas cortadoras, se coloca arroz sin pulir (medio grano) en las áreas donde están dañando las plantas.

Para prevenir el ataque de insectos se pueden pulverizar las plantas con una mezcla que resulta de macerar en un recipiente no metálico 100 gramos de ortigas en 10 litros de agua durante dos días.

Contra las cochinillas, se consiguen buenos resultados macerando 60 gramos de hojas de tabaco en un litro de agua, agregándole 10 g. de jabón blanco. Se pulveriza diluyéndolo en cuatro litros de agua.

Para los ácaros, colocar en una licuadora cuatro o cinco dientes de ajo y medio litro de alcohol fino y medio litro de agua. Licuar la mezcla por tres minutos y luego colarla. El frasco se guarda tapado en la heladera. Se utiliza pulverizando la parte que no está enterrada de la planta. También se puede usar la solución de tabaco.

plagas, plaguicidas, ácaros, hormigas, langostas, ajo, tabaco, paraíso

Los pulgones se combaten con 25 gramos de jabón blanco y 1 litro de agua. Hervir el jabón en el agua hasta diluirlo. Luego mezclar enérgicamente hasta lograr una emulsión cremosa. Puede usarse también la solución de tabaco y la mezcla de alcohol y ajo.

Para combatir las larvas de gusanos alambre, puede usarse la solución jabón, la solución de tabaco y la mezcla de alcohol y ajo. Las cenizas de madera son otro buen remedio para las verduras de hoja atacadas, pero si se pulverizan en exceso las plantas corren riesgo de secarse.

Para combatir plagas como áfidos, barrenadores, langostas, isocas e insectos chupadores se utilizan 100 gramos de semillas molidas del árbol Paraíso o Melia, o 250 gramos de hojas molidas para un litro de agua. Se deja reposar durante ocho horas, removiendo bien la mezcla. Antes de aplicar, se filtra. Se aplica pulverizando, temprano en la mañana o al atardecer, y cubriendo bien toda la superficie de la planta, especialmente el revés de las hojas. Es necesario realizar al menos tres aplicaciones sucesivas cada ocho días al inicio de la aparición de la plaga. Importante: Este extracto es tóxico para seres humanos y animales de sangre caliente, aplicar con precaución.

La Huerta de Antonia

Fuente

Deja tu Comentario

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

/* ]]> */