ENFERMEDADES PLANTAS SANAS

Falta de calcio en tomates y la podredumbre apical del fruto

calcio, huevo, nitrógeno, riego, cobertura, tomates, podredumbre

Nuestros frutos de tomate ya están fructificados, madurando, pero algunas veces nos encontramos con unas manchas negras, acuosas, en la base del fruto. Se trata de la podredumbre apical y estas son las posibles causas y soluciones.

¿Qué es la podredumbre apical del fruto?

Se trata de una “Fisiopatía de cultivos causada por una deficiencia localizada de calcio (Ca) en los tejidos distales del fruto. Este desorden puede presentarse como un área negra visible (necrosis) en la parte distal (inferior) del fruto y en cultivares sensibles puede causar una pudrición interna“, según Infoagro.

El estrés hídrico y la salinidad influyen también directamente en su aparición dado que no hay suficiente desarrollo radicular para alcanzar a absorber el calcio necesario. Este problema se da especialmente en cultivos en contenedores, así que debemos asegurarnos que los mismos tengan al menos una capacidad de 20L. para almacenar suficiente agua. Puede suceder también que haya exceso de riego y podredumbre de raíces con la consecuente limitación en la absorción de nutrientes.

Sucede también que puede haber un exceso de fertilización nitrogenada en quienes utilizan productos sintéticos. La planta se ocupa de desarrollar hojas y quedan pocos nutrientes para los frutos.

En veranos muy calurosos y secos, también suelen aparecer estas manchas. Los tomates evaporan demasiada agua y los riegos no llegan a ser suficientes.

calcio, huevo, nitrógeno, riego, cobertura, tomates, podredumbre

¿Cómo resolverlo?

El calcio lo podemos añadir de varias maneras:

  • Esparcir cáscaras de huevo bien molidas en el sustrato o bancal en que plantaremos el tomate. Mínimamente 6 meses antes, para asegurar su incorporación al suelo y posterior asimilación por los tomates.
  • Añadir 250 ml de leche (un vaso) a un litro de agua, y regar con ello. También podemos aplicarlo mediante pulverización foliar si sospechamos que el problema puede venir por exceso o falta de riego (con el consecuente mal desarrollo radiculars).
  • Aplicar dos cucharadas de leche en polvo sobre el sustrato y regar a continuación.

En cuanto al riego, debemos hacer un buen manejo del agua. Regar sin mojar hojas y lejos del tronco, realizar riegos profundos especialmente cuando la planta ya está fructificando, mantener la tierra húmeda y utilizar coberturas para evitar evaporación del agua.

Una vez que regulemos el tema del riego, los nuevos frutos se formarán sanos.

¿Son comestibles los tomates con estas manchas?

Para alunas personas sí lo son. Podemos eliminar la parte necrosada y consumirlos con normalidad en salsas. Otros, recomiendan no hacerlo.

La Huerta de Antonia

Deja tu Comentario

Déjanos tu comentario

/* ]]> */