AROMÁTICAS Y MEDICINALES CULTIVOS

Los antibióticos naturales que puedes cultivar en tu huerta

La medicina convencional, ante muchos de los cuadros de enfermedad, nos suele recetar antibióticos, y muchas veces poco específicos (de amplio espectro) eliminando de nuestro organismo nos sólo las bacterias que nos están enfermando sino también, las benéficas.

Además, con su uso prolongado o repetido de estos antibióticos de síntesis, causan resistencia o acostumbramiento en las bacterias causantes de la enfermedad, volviéndose poco efectivos.

Por suerte, la naturaleza provee al ser humano de infinidad de hierbas que pueden ayudarnos a cuidar nuestra salud. Son inocuas en las dosis correctas y no causan acostumbramiento. Además resultan mucho más económicas que un antibiótico adquirido en la farmacia y podemos cultivarlas nosotros mismos en nuestra huerta. De todas maneras, siempre es bueno consultar a un profesional que nos asesore, especialmente en poblaciones más sensibles como niños, ancianos y embarazadas.

Encontraremos en la naturaleza antibióticos que nos serán útiles para tratar dolencias de las vías respiratorias, problemas de piel, enfermedades del aparato urinario, etc.

Compartimos algunas de estas plantas que puedes cultivar fácilmente en tu huerta:

AJENJO

  • Lucha contra la infección causada por Entamoeba histolytica.
  • Se utiliza para combatir las bacterias.
  • Antifúngica: Destruyen o inhiben el crecimiento y la reproducción de los hongos.
  • Antihepática: Reduce la inflamación del hígado.
  • Antipirética: Disminuye la fiebre.
  • Colerética: Estimula la producción de bilis en el hígado deportivo.
  • Diaforética: Que hace sudar.
  • Estimulante gástrico.
  • Inmuno-moduladora.
  • Vermífuga: Mata las lombrices intestinales.
  • Reguladora del ciclo femenino

Usos y formas de consumo:

  • Cápsulas: de 1 a 5 cápsulas 4 veces al día.
  • Infusión: una cucharada de té de hierba seca en una taza de agua caliente, reposar 10 minutos. Tomar hasta 3 tazas por día.

AJO

  • Se utiliza para combatir las bacterias.
  • Analgésica.
  • Antifúngica: Destruyen o inhiben el crecimiento y la reproducción de los hongos.
  • Antiespasmódica: Ayuda a disminuir los espasmos musculares de los intestinos.
  • Antihelmíntica: Actua contra los parásitos intestinales.
  • Antiséptica: Impide el desarrollo de microorganismo patógenos.
  • Combate los virus e impide su reproducción.
  • Colagoga: Provoca la evacuación de la bilis.
  • Diaforética: Que hace sudar.
  • Disminuye la tensión arterial.
  • Estimulante sistema inmunológico.

Usos y formas de consumo:

  • Cápsulas: Tomar 3 cápsulas 3 veces al día como medida preventiva.
  • Tintura: Mezclar en una proporción 1/2 bulbo fresco en alcohol de 95%. Tomar 40 gotas hasta 6 veces al día.
  • Dientes frescos: Comer 1 diente hasta 3 veces al día como medida preventiva.

ALOE

  • Se utiliza para combatir las bacterias.
  • Combate los microorganismo o evita su aparición.
  • Combate los virus e impide su reproducción.

Usos y formas de consumo:

  • Aplicación externa: Abrir las hojas frescas de la planta y aplicar sobre la herida o quemadura hasta que esté bien cubierta.

JENGIBRE

  • Analgésica.
  • Antiartrítica.
  • Antiespasmódica: Ayuda a disminuir los espasmos musculares de los intestinos.
  • Antifúngica.: Destruyen o inhiben el crecimiento y la reproducción de los hongos.
  • Combate los virus e impide su reproducción.
  • Favorece la expulsión de los gases del tubo digestivo y disminuye las flatulencias y cólicos.
  • Diaforética: Que hace sudar.
  • Estimulante circulatorio.
  • Disminuye la tensión arterial.

Usos y formas de consumo:

  • Infusión: Hervir 25 gr de raíz fresca durante 5 minutos en 237 ml de agua.
  • Cápsula: Moler la hierba en polvo y encapsular. Tomar 3 capsulas 3 veces al día.
  • Tintura: Mezclar raíz fresca en una proporción 1/2 en alcohol de 95%. Usar de 10 a 20 gotas hasta 4 veces al día.
  • Raíz: Comer a menudo la cantidad deseada

SALVIA

  • Se utiliza para combatir las bacterias.
  • Antiseptica: Impide el desarrollo de microorganismos patógenos.
  • Previene y ayuda a eliminar gases del tracto digestivo, aliviando cólicos y espasmos.
  • Diaforética: Que hace sudar.
  • Expectorante: Expulsa las flemas y secreciones de la faringe, la laringe, la traquea o los bronquios.

Usos y formas de consumo:

  • Infusión: 2 cucharaditas de hojas en 237 ml de agua, dejar en remojo durante 15 minutos. Hacer gárgaras y después ingerir para infecciones de garganta y fiebre de 3 a 6 veces al día. Para uso tónico dejar reposar 113 gr en un litro de agua durante toda la noche y beber frío durante todo el día siguiente durante 7 días.
  • Polvo: espolvorear en las heridas infectadas.
  • Tintura: mezclar hierba fresca en una proporción 1/2 con alcohol de 95%. O hierba seca en una proporción 1/5 en alcohol del 50%. Uso preventivo: de 10 a 30 gotas hasta 3 veces al día. En condiciones agudas, de 30 a 60 gotas hasta 6 veces al día.
  • Aceite esencial: En difusor o en gotas en 30 ml en spray nasal. Su uso en un difusor ayuda a prevenir y curar la infección.
  • Vahos: Mezclar 113 gr de hierba en 4 litros de agua, llevar a ebullición e inhalar el vapor.

De a poco irás encontrando en nuestra web en la sección cultivos, muchas de estas plantas para aprender a cultivarlas.

Y aquí algunas formas de hacer tus propios preparados medicinales:

PLANTAS AROMÁTICAS Y MEDICINALES (Preparados)

Eva Cajigas

La Huerta de Antonia

Deja tu Comentario

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

/* ]]> */