LA TIERRA

¡No tires las cáscaras de la papa! Te contamos por qué

papa

El potasio, junto con el fósforo y el nitrógeno, son los nutrientes principales que necesitan nuestras plantas de Huerta.

El potasio cumple una función muy importante: aumenta la resistencia de la planta a las enfermedades, a la sequía y al frío. Si falta, la planta será más vulnerable a estos agentes. Influye también en el desarrollo de raíces, en la floración y en la fructificación.

Es especial para las verduras que crecen bajo tierra como remolachas, rabanitos, zanahorias, batatas, ajos, cebollas y para las que están en floración que luego nos darán sus frutos: tomates, berenjenas, calabazas, ajíes, etc.

¿Cómo sabemos si nuestras plantas necesitan potasio?

La carencia de potasio se manifiesta en la forma y color de las hojas basales, las cuales se doblan por su borde, especialmente las puntas, como si se “acorchasen”. Las hojas se quedan pequeñas y amarillean hasta tornarse grises. Si la falta de potasio persiste, estos síntomas progresan hasta que alcanzan la parte superior de la planta.

Los cultivos con deficiencia de potasio crecen lentamente y sus raíces están poco desarrolladas. Los tallos son débiles, se reduce la floración y la planta deja de dar frutos o los da defectuosos. En los tomates, por ejemplo, la falta de potasio provoca la maduración por zonas.

La carencia de potasio es frecuente en suelos arenosos debido a que el potasio se lava con la lluvia y el riego continuado y no está disponible fácilmente para las raíces. En suelos con mucha cal, también puede escasearse.

¿Y cómo obtenemos de manera natural potasio para nuestras plantas?

Si bien el abonado frecuente con compost o humus de lombriz garantiza de manera natural todos los aportes nutricionales, podemos reforzar la nutrición de nuestras plantas en momentos claves: época de heladas, floración y fructificación.

Una manera sencilla y económica es realizando un preparado natural con cáscaras de papa (patatas)

Prepararemos una infusión que se conservará aproximadamente una semana en la heladera aunque, como todo preparado casero y natural, lo ideal es usarlo en el momento.

Usaremos la cáscara de aproximadamente 1kg de papas y las pondremos a hervir en una olla con un 1L de agua a fuego fuerte durante 5 minutos. Iniciaremos el proceso con agua fría, para que queden aún más nutrientes en el agua. Retiraremos la olla del fuego y la dejaremos reposar unas dos horas cubierta con un lienzo. El agua seguirá absorbiendo un poco más de potasio de las cáscaras de papa. Luego colamos. Las cáscaras podemos echarlas al compost y con el líquido, sin necesidad de diluir, regaremos nuestras plantas para darles un aporte de potasio extra.

Fácil, muy fácil!

Autora: Eva Cajigas

Deja tu Comentario

Déjanos tu comentario

/* ]]> */