AROMÁTICAS Y MEDICINALES

Preparamos jabón de aloe vera

jabón, acné, cicatrizante, glicerina, aloe vera

Para cuidar la piel, muchas personas optan por usar productos que no ocasionen ningún tipo de daño y que proporcionen más bien propiedades curativas. Tal es el caso de las propiedades de la sábila o aloe vera, un tipo de planta utilizado para tratar la piel y sobre todo el cutis de la cara, te invitamos a conocer más acerca de cómo hacer jabón de aloe vera casero y cuales son las propiedades de la sábila.

Elaborar jabones de aloe vera desde la comodidad de nuestro hogar resulta mucho más beneficioso, porque cuando elaboramos productos naturales en nuestras casas, estaremos cuidando nuestra salud y nuestra piel, ya que la mayoría de los productos comercializados tienen sustancias químicas artificiales que puede ser riesgosos para nuestra salud y piel. Entonces, partiendo de este hecho, sin duda alguna, monitorizar lo que consumimos nos garantiza un mayor beneficio dermatológico a nuestra piel, una mejor hidratación, una mayor nutrición gracias al uso de aceites naturales en su elaboración, un correcto equilibrio de nuestro ph natural, mas suavidad y elasticidad, y un maravilloso efecto antioxidante y tónico.

Ventajas de preparar el jabón de aloe

Cada vez más gente se anima a preparar sus propios productos de higiene y cosmética en casa ya que, de este modo, pueden elegir y personalizar los ingredientes e ir probando diferentes fórmulas, a ver cuál es la más adecuada para su piel.

Además, elaborar estos productos en casa también nos permite prescindir de algunos ingredientes que no son beneficiosos para nuestra piel ni para nuestra salud, como perfumes sintéticos, sulfatos, parabenos, etc.

El jabón de aloe vera es una receta adecuada para todo tipo de pieles, por lo que lo podrá usar toda la familia. No obstante, podemos atrevernos a darle diferentes matices con algunos aceites esenciales.

¿Cuales son las propiedades de la Sábila?

La sábila o Aloe Vera tiene una gran cantidad de propiedades beneficiosas para el cuerpo humano:

Cicatrizante

Acelera la regeneración celular permitiendo una cicatrización más rápida de las heridas abiertas. También ayuda a eliminar marcas en la piel y estrías.

Coagulante

Acelera la coagulación de las plaquetas en sangre gracias a su alto contenido en potasio, calcio y celulosa.

Humectante

Aporta humedad ayudando a mantener la hidratación y la limpieza de la piel.

Regeneradora

Regenera las células rápidamente nutriendo y desinfectando la piel. Además, estimula la producción de células nuevas y ayuda en la desaparición de ampollas y eccemas.

Antiinflamatoria

Su poder analgésico combate la inflamación y calma los dolores de tendones, esguinces, lumbago, artritis, reuma…

Alivia el escozor

La pulpa alivia la picazón y el escozor provocado por quemaduras, picaduras de insectos, medusas o reacciones alérgicas.

Mejora el aparato digestivo

Regula el tránsito intestinal, cura inflamaciones e irritaciones en la mucosa gastrointestinal y previene de úlceras. Es utilizada en casos de colon irritable, colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn.

Anti-acné

Debido a su acción desinfectante y a sus propiedades antiinflamatorias, la Sábila reduce la proliferación de bacterias evitando la generación de granos y espinillas. Es muy recomendable para evitar las rojeces o granitos que aparecen después de la depilación o del afeitado.

Anti-varicosa

Gracias a su cualidad vasoconstrictora, la aplicación local reduce las varices y previene la aparición de nuevas venas varicosas.

Rejuvenecedora

Además de limpiar la piel eliminando manchas, si se aplica con regularidad, hace desaparecer las arrugas superficiales, difumina las más profundas y previene la aparición de arrugas nuevas.

Mantiene las propiedades del cabello

Ayuda a que el pelo se regenere de forma correcta, favoreciendo el crecimiento de un cabello fuerte y sano. Además, conserva el cuero cabelludo hidratado y sin caspa.

Mejora la salud bucodental

Masticar Aloe Vera combate el sarro, disminuye las manchas en los dientes y mejora la salud de las encías.

La Sábila tiene gran cantidad de beneficios que no solo favorecen al ser humano, sino a otros animales, como los perros, los gatos o los caballos. Ellos también se pueden beneficiar de sus propiedades para aliviar picores, curar heridas mejorar el estado de su dermis, dar brillo al pelo, etc.

Cómo hacer jabón de Aloe Vera casero

jabón, acné, cicatrizante, glicerina, aloe vera

Es por ello que por medio de la elaboración de nuestro propio jabon casero obtendremos un producto realizado a nuestro gusto y de acuerdo a nuestras necesidades dermatologicas o nuestros gustos aromáticos. Para cuidar el cutis de tu cara o tu piel te proporcionaremos todos los pasos de ¿Como hacer jabón de aloe vera casero? para ello necesitaras:

Ingredientes y utensilios para hacer jabón de Aloe Vera

– Licuadora.
– Revanadora.
– Estufa y olla con agua.
– 2 barras de jabón de glicerina.
– 2 tallos de aloe vera o sábila.
– Gotas de esencia de aloe vera

Preparación de jabones de Aloe Vera

Desconchar la sábila con ayuda de una revanadora, quitando la piel y las espinas a los 2 tallos obteniendo la pulpa o cristal de sábila, deberas tener precaución al realizar este primer paso ya que los fluidos de esta planta origina una picazon momentanea al hacer contacto con tus manos y el olor es desagradable por lo que se recomienda usar guantes de protección.
Obtenidos los cristales, se licuan hasta obtener una mezcla totalmente líquida.
Una vez obtenido el liquido de la aloe vera o sabila. Se prosigue a rallar los jabones de glicerina.
Posteriormente, ya rallada la glicerina, se calienta al baño maría hasta que comience a quedar líquido.
Apagamos el fuego y vamos agregando el aloe vera licuado en estado líquido, en este momento también se añade las gotas de esencia.
Se mezcla todo muy bien, una vez todo unificado pasamos a enmoldar y dejaremos enfriar hasta que endurezcan en un lugar fresco, el tiempo variara según en la zona donde nos encontremos y la temperatura.

Y aquí otra receta más compleja

Ingredientes

  • 1 taza de aceite de oliva o de coco (220 g)
  • 3 cucharadas de sosa cáustica (30 g)
  • 6 ½ cucharadas de agua destilada (65 ml)
  • 3 cucharadas de aloe vera (fresco o envasado) (45 g)
  • 15 gotas de aceite esencial (optativo)

Utensillos

  • Un molde para jabón, o bien la base de una botella de plástico.
  • Gafas de protección para manipular la sosa cáustica.
  • Batidora de mano.
  • Cazuela.
  • Recipiente de cristal.
  • Cuchara de madera.

Preparación de jabones de Aloe Vera

Nos pondremos las gafas y, con mucha precaución, colocaremos el recipiente de cristal en el fregadero.
Echaremos en el recipiente, primero, la sosa cáustica y, después, el agua destilada.
Tendremos cuidado para evitar salpicaduras.
Como este proceso genera vapores, lo dejaremos enfriar.
Ventilaremos la cocina o el lugar donde estemos.
A continuación pondremos el aceite de oliva o de coco en un cazo, a fuego lento y, cuando esté un poco caliente, a unos 40 ºC, lo apartaremos del fuego, lo mezclaremos con mucho cuidado con la sosa cáustica y lo batiremos bien.
Debemos tener cuidado, una vez más, para evitar salpicaduras.
Lo batiremos hasta que tenga la consistencia de un gel.
En este momento, y sin esperar a que se enfríe, añadiremos el aloe vera y los aceites esenciales, y mezclaremos bien.
Introduciremos esta mezcla en el molde y lo cubriremos con una toalla para que mantenga el calor y se lleve a cabo el proceso de saponización.
Lo dejaremos reposar hasta que se enfríe, entre 12 y 24 horas.
Una vez frío ya lo podremos desmoldar.
Lo mantendremos en un lugar fresco y seco para que se endurezca y madure, entre un mes y medio y dos meses.

jabón, acné, cicatrizante, glicerina, aloe vera

Precauciones

Recomendamos manipular la sosa cáustica con mucha precaución, y evitar que haya niños o mascotas cerca.
Siempre usaremos gafas de protección, e incluso mascarilla y guantes, debido a que es un material muy corrosivo.
Si en algún momento nos cayera sobre la piel aplicaremos de inmediato un poco de vinagre.

Ya tienes tu jabón casero de aloe vera, un jabón para cuidar y curar tú piel hecho en el hogar y con muy pocos ingredientes, a un mínimo precio. Cada jabón elaborado humectara tú piel, suavizara tú piel, cuidara tú piel así como también reducira o eliminara cicatrices y marcas cutáneas. Todo esto y otros beneficios más con la elaboración de jabón casero de aloe vera.

La Huerta de Antonia

Fuente

Fuente

Deja tu Comentario

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

/* ]]> */