NUEVAS PLANTAS

Tu propio banco de semillas orgánicas

Muchas veces nos frustramos porque las plantas no nos crecen y creemos que es debido a un mal cuidado, pero en muchas ocasiones el problema no es ese, son las semillas. De ahí la importancia de crear nuestro propio banco de semillas. Te contamos cómo…

Una de las cosas más importantes en un huerto, son las semillas. Buenas semillas te ayudarán a tener mejor germinación, crecimiento, cosecha y posteriores semillas.

Cuando hacemos nuestro primer huerto, generalmente compramos las semillas de sobre en  cualquier tienda, y eso no está mal para empezar. Pero a la larga, es recomendable tener tus propias semillas o buscar lugares donde vendan semillas orgánicas ya que te aseguran que no han sido tratadas con químicos ni manipuladas genéticamente para climas específicos. Además que te entregarán mayor calidad de las recolecciones de tu huerto.

También se usa mucho el intercambio de semillas entre hortelanos, y para eso, debes tener tu propio banco de semillas.

A continuación les daré algunos tips para que puedan empezar a armar su propio banco de semillas:

  • Lo primero es observar bien la planta de la cuál sacarás las semillas, ojalá aquella planta no esté con alguna peste u hongo.
  • Las semillas que no están cubiertas del exterior, lo ideal es sacarlas y guardarlas inmediatamente, ya que les influyen más las condiciones ambientales.
  • Las semillas que vienen dentro de un fruto, es muy importante ponerles un tutor para que el fruto no tenga contacto con la tierra y se pudra. Para la recolección de este tipo de semillas, se saca la parte carnosa del fruto que contiene las semillas y se deja secar. O también puedes dejar que el fruto se seque en la planta y luego recolectarlas.
  • En el caso del tomate y el pepino, debes extraer la pulpa y dejar fermentar en un vaso, cuando le aparezca un hongo blanco, tienes que colar las semillas y dejarlas secar, con esto, se eliminan microorganismos patógenos, y el cubrimiento gelatinoso de la semillas,  por lo tanto, te germinarán mejor.

Conservación de semillas:

Es muy importante conservar adecuadamente las semillas. Para esto debemos pensar en las condiciones contrarias a la germinación. Es decir; si para una buena germinación tienes que tener; luz, humedad, oxígeno y calor, para la conservación debes tener; baja humedad, baja temperatura que reduce el oxígeno y nada de luz.

Entonces debes secar bien las semillas y meterlas en sobres oscuros o bien, guardarlas en frascos de vidrio bien cerrados. Y dejarlas en el refrigerador o  en lugares oscuros y frescos. Para evitar la humedad puedes mezclar tus semillas con arroz.

Etiquetar los frascos:

Lo ideal es etiquetarlas con la mayor cantidad de información posible. Hortaliza, variedad, fecha de recolección, procedencia etc… lo que más se te ocurra, así cuando intercambies, el otro hortelano también recibirá esa información.

A continuación les dejo una tabla detallada de las hortalizas más comunes, con algunos pasos a seguir para obtener sus semillas.


(Fuente: Grama: Grupo de acción para el medio ambiente)

Querés saber más sobre semillas?

Cómo obtener tus propias Semillas Orgánicas

Deja tu Comentario

Déjanos tu comentario

/* ]]> */