AGRICULTURAS

¿Qué hacer en cada fase lunar?

fase lunar

La luna está relacionada con el devenir de numerosos procesos que suceden en la naturaleza. Desde tiempos antiguos, los agricultores observaron que las fases de la luna influyen en la producción de los cultivos, estimulando o retrasando su germinación, en especial en la agricultura ecológica (sin agregados químicos).

A esto se lo llama “influjo de la luna en los cultivos” que es la  influencia que ejerce este satélite en las plantas de jardín y de huerto.

El influjo lunar en la productividad y en la calidad de los cultivos se manifiesta a través del ascenso o descenso de la savia (alimento de la planta). La luz proveniente de la luna -según la intensidad propia de cada fase- interviene en la germinación y crecimiento de las plantas, debido a que los rayos lunares tienen la capacidad de penetrar a través del suelo.

Los antiguos agricultores creían que no solo era importante considerar las fases de la luna en el momento de la siembra, sino que también era relevante esta influencia en los tiempos de cosecha, ya que si esta se efectuaba en el momento oportuno duraría por mucho más tiempo. Esto tiene relación con la forma en que el cultivo almacena el agua en diferentes momentos del ciclo lunar.

Siguiendo las caras de la luna

La fase entre cuarto creciente y luna llena concentra la savia en la zona superior de las plantas, mientras que el plenilunio o luna llena genera un mayor desarrollo de la planta en cuanto a su altura. Por otro lado, durante la luna nueva y la menguante hay más concentración de savia en las raíces.

La luna en posición ascendente tiene mayor influencia sobre la savia que en la descendente.

¿Cómo hacemos para saber si la luna es ascendente o descendente?

Es muy sencillo, sólo debemos observarla en dos días sucesivos.

El primer día observamos la luna y tendremos un indicio con respecto a la altura de ésta, podemos tomar como referencia por ejemplo un edificio. Luego, al día siguiente la volvemos a observar pero esta vez dos horas más tarde. Si está más baja que el día anterior la luna estará en fase descendente y si está más alta se encontrará en fase ascendente.

¿Cómo identificamos las fases de la luna?

Podemos distinguir cuatro fases: luna llena (la luna se ve un círculo blanco), luna nueva (la luna está totalmente negra), cuarto menguante (cuando la luna forma una C) y cuarto creciente (uniendo las dos puntas se forma la letra D).

Cosecharás tu siembra: recomendaciones según la fase

Según la tradición, estos son algunos de los trabajos jardineros que se recomiendan hacer según las fases lunares. No hay una evidencia científica contundente, pero puede intentarlo y sacar sus propias conclusiones, muchas veces la sabiduría popular tiene mejores resultados que la ciencia.

Luna Nueva

  • Eliminar las malas hierbas.
  • Quitar las hojas marchitas.
  • Aplicar fertilizante a las plantas de hojas verdes.
  • No regar las plantas de interior.
  • Resulta favorable para abonar y arar el suelo.
  • Optima fase para la siembra de césped si se acompaña de tiempo lluvioso.

Durante esta fase está recomendado llevar a cabo labores como el control de raíces adventicias, eliminando aquellas plantas que no deseemos en nuestra huerta, además puede llevar a cabo otras tareas de mantenimiento de los cultivos.

Cuarto Creciente

  • Es la fase lunar más propicia para cultivar los terrenos arenosos, limpiar las hojas, podar, abonar y plantar cualquier variedad de planta de flor.
  • Las plantas abonadas y cuidadas en esta etapa crecen más rápidamente.
  • Es poco recomendable regar las plantas de flor.

Durante esta fase la savia asciende desde las raíces hasta la parte superior de la planta. Si siembra durante esta fase el desarrollo será más rápido, el follaje crecerá mucho más que las raíces. Por eso sería buena idea favorecer el desarrollo de éstas. También es más común que las plantas sean menos resistentes a las enfermedades o plagas.

Cuarto Menguante

  • Podemos quitar las hojas marchitas.
  • Regar por abajo la planta de flor y pulverizar la planta de hoja verde.
  • Es la mejor fase para realizar trasplantes y acabar con los insectos y las malas hierbas.
  • Es recomendable para sembrar las verduras que crecen bajo tierra.

Durante la luna menguante notaremos que la planta tiene más esplendor, y tanto es así que tiende a fructificar mucho más. Es un período en el que la savia desciende hacia las raíces.

Luna Llena

  • Invita a la recolección.
  • También es un buen momento para fertilizar las plantas y regar.
  • Trasplantar las plantas de interior.

En esta fase puede haber un aumento de las plagas. Además la savia se encuentra principalmente concentrada en el follaje de la planta, es por eso que este crece más rápidamente, aunque hay menos fructificación que en otras fases lunares.

¿Cuándo conviene…?

Reproducir las plantas

  • Por esquejes e injertos: las etapas entre cuarto creciente y la luna llena son más beneficiosas porque los esquejes brotan mejor y respecto a los injertos, se evitan los problemas por infecciones y facilita la cicatrización.
  • Germinar semillas: los mejores momentos son en cuarto creciente y luna llena.

Podar

Para evitar que la planta o árbol pierda savia, está recomendado podar durante luna menguante. Para facilitar que vuelvan a brotar es mejor podar entre luna nueva y luna creciente. Si queremos que los árboles desarrollen más el follaje tendremos que podarlos en luna nueva. En casos en los que queramos reducir el desarrollo del follaje para favorecer la fructificación debemos podar durante la luna llena o el cuarto menguante. En términos generales, si queremos que las plantas o árboles den más frutos podaremos en cuarto creciente, y si queremos reducir el crecimiento podamos en cuarto menguante.

Sembrar

  • Las plantas o árboles de fruto se siembran en cuarto creciente, a excepción de las que se espigan que se siembran en cuarto menguante.
  • Las plantas o árboles que cultivamos por sus flores o semillas las sembraremos en cuarto menguante.
  • Es aconsejable sembrar entre luna creciente y luna nueva aquellas plantas que crecen y fructifican sobre la tierra, y entre cuarto menguante y luna nueva las plantas que fructifican bajo tierra.
  • Las semillas que tardan más en germinar se siembran en cuarto menguante.
  • Las semillas que germinan pronto se siembran en cuarto creciente.

Cosechar hojas, semillas y flores

Si las vamos a secar es mejor recogerlas entre la luna menguante y la luna nueva. Si se van a usar en el momento las debemos cosechar entre luna creciente y luna llena.

¿Cuándo no conviene…?

Regar

Si queremos favorecer que las plantas tengan más frutos y más flores, deberemos restringir los riegos durante la luna llena y el cuarto creciente.

Muchas veces nos preguntamos cómo podían guiarse los antiguos sin relojes, GPS u otros modernos instrumentos que tenemos ahora. Simplemente miraban más al cielo, este se podía ver nítidamente al no estar contaminado y con exceso de luces y la fuente más confiable para saber el tiempo eran el sol, la luna y las estrellas.

Podemos tomar esa sabiduría antigua para que nuestras plantas crezcan mejor y además cultivar de forma natural, sin agregar estimulantes químicos que contaminan el planeta.

Fuente

Deja tu Comentario

Déjanos tu comentario

/* ]]> */