AROMÁTICAS Y MEDICINALES

Un árbol cuyos frutos dan jabón natural

saponinas, jabón, detergente

El nombre de este árbol es  Sapindus Mukorossi, se lo conoce como Saponaria, Jaboncillo, Arbol de jabón, etc. y es originario de los Himalayas. Antiguamente tanto en India como en Nepal utilizaban sus frutos como detergente; para lavar la ropa, el cuerpo y el pelo.

En Latinoamérica existe el Sapindus saponaria, otra especie de la misma familia que es más resistente al frío.  Sus frutos también son ricos en saponinas, por ende también utilizables como jabón.

Todos los árboles que pertenecen al género Sapindus contienen en la cáscara de sus frutos una sustancia natural llamada “saponina” cuyas principales características son detergentes, por eso son conocidas como “nueces del lavado”

La saponina, al entrar en contacto con el agua, se disuelve y produce una solución jabonosa que limpia generando una ligera espuma de agradable olor.

Sapindus mukorossi 

Cómo obtener el detergente?

Una vez que nuestro árbol da sus frutos, debemos recogerlos, pelarlos y dejar secar las cáscaras. Éstas cáscaras serán las que luego mezcladas con agua a más de 30 grados, se disolverán y formarán el detergente.

Para detergentes de loza o  shampoo, poner las nueces en agua a más de 30 grados y dejarlas reposar alrededor de 5 a 10 minutos. Las nueces comenzarán a disolverse y quedará listo el detergente para ser utilizado.

Para lavar la ropa en la lavadora bastan cinco o seis mitades de cáscaras en un saquito de algodón o en un calcetín colocado directamente dentro del tambor, útiles para 2 ó 3 lavados en agua fría / 1 ó 2 lavados en agua caliente. No es preciso usar suavizante y además cuida los colores y la ropa saldrá sin perfume así que, si queremos, podemos añadir también unas gotas de aceite esencial al agua del lavado.

Si las cáscaras no se disuelven por completo, se pueden volver a utilizar una vez más. Al utilizar este detergente natural, no es necesaria la utilización de suavizantes, ya que deja la ropa muy suave.

Si queremos obtener un jabón concentrado, bastará con hervir veinte o treinta cáscaras nuevas por cada litro de agua; a los cinco minutos de ebullición, se apaga el fuego y se deja enfriar. Podemos hacer lo mismo con las cáscaras ya usadas en la lavadora (la cáscara queda seca y oscura), pero en este caso herviremos sólo medio litro de agua.

saponinas, jabón, detergente

Sapindus saponaria

Propiedades de las Nueces de Lavado


No contamina

Lavar de esta manera es mucho menos perjudicial para el ambiente en comparación con las espumas que producen los detergentes químicos industriales. Además, el agua que se utiliza en el lavado no aporta al medio ambiente ningún agente contaminante, pudiendo ser utilizada como agua de riego.

Es más económico
Por otro lado, es más económico que la utilización de detergentes convencionales. Un kilo de nueces rinde 100 lavados en la lavadora o 6 meses de lavado para una familia de 3 personas.

Si lavas, no precisas suavizante
Además, no precisas usar suavizantes ya que confiere una elasticidad natural a los tejidos. De hecho, es recomendada para tejidos delicados. Quedarán muy suaves, con un olor muy agradable y los colores permanecerán intactos.

Antialérgico
Al ser neutro, es recomendable para las personas alérgicas y con piel sensible. Además,  al ser utilizado como shampoo deja el pelo liso, brillante y fácil de peinar.

Otros usos

Esta planta posee otras interesantes propiedades medicinales, sirve para la mordedura de serpientes y el contacto venenoso de las rayas, así como para curar afecciones blenorrágicas y la clorosis.

Existen también otras especies con buen contenido de saponinas y que pueden utilizarse como reemplazo del jabón, como es el caso del Timbó u Oreja de Negro

La Huerta de Antonia

Fuentes:

Inicio

http://www.monapart.com/

http://www.huertodeurbano.com/

http://www.labioguia.com

Deja tu Comentario

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

/* ]]> */